Búsqueda avanzada

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 artículos

en total 0,00 €

EL DESPERTAR DEL LEVIATÁN
Título:
EL DESPERTAR DEL LEVIATÁN(Edición Digital)
Subtítulo:
Autor:
JAMES S. A. COREY
Editorial:
B BOOKS (SELLO)
Materia
Narrativa Española e Hispanoamericana del XIX-XXI
ISBN:
978-84-9069-572-2
Colección:
EPUBS
También en formato:
papel
7,99 € Comprar
Ayuda ebook

Sinopsis

La novela en que se basa la primera temporada de la serie de TV de Syfy The Expanse La humanidad ha colonizado el Sistema Solar: Marte, la Luna, el cinturón de asteroides y más allá, pero las estrellas aún están fuera de nuestro alcance. Jim Holden es segundo de a bordo de un transportador de hielo que realiza misiones entre los anillos de Saturno y las estaciones mineras del Cinturón. Cuando su tripulación y él se topan con la Scopuli, una nave abandonada, descubren un secreto que desearían no haber encontrado. Un secreto por el que alguien sería capaz de matar, matar a una escala que Jim y su tripulación no imaginan. La guerra en el Sistema Solar está a punto de comenzar, a menos que sean capaces de descubrir quién abandonó la nave y por qué. El inspector Miller busca a una chica. Una chica entre mil millones, pero los padres de ella son gente adinerada, y el dinero lo es todo. Cuando las pistas lo llevan a la Scopuli y a Holden, un simpatizante de los rebeldes, se da cuenta de que aquella chica quizá sea la clave de todo. Holden y Miller deben atar los cabos entre el gobierno de la Tierra, los revolucionarios de los planetas exteriores y corporaciones secretas, y lo tienen todo en su contra. Pero en el Cinturón hay otras reglas, y una pequeña nave puede cambiar el destino del universo. «Hacía tiempo que no leía una space opera tan buena.» GEORGE R. R. MARTIN «El equivalente, en ciencia ficción, de Canción de hielo y fuego.» NPR Books «Magnífico? Una aventura a seguir.» Washington Post «Lo más parecido a una película taquillera de Hollywood en forma de libro.» io9.com «Un gran debut en la space opera, en la tradición de Peter F. Hamilton.» Charles Stross