Búsqueda avanzada

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 artículos

en total 0,00 €

EL MEJOR TRABAJO DEL MUNDO
Título:
EL MEJOR TRABAJO DEL MUNDO . SEGÚN UNA CRONISTA DE VIAJES(Edición Digital)
Subtítulo:
Autor:
CAROLINA REYMÚNDEZ
Editorial:
EDITORIAL SUDPOL
Materia
Economía Industrial Producción
ISBN:
978-987-29731-9-3
Páginas:
208
Derechos sobre el eBook:
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
20% permitido.
9,08 € Comprar
Ayuda ebook

Sinopsis

Si viajar es perder países, como dijo Fernando Pessoa, entonces la autora de este libro ha perdido medio mundo. Todos los continentes, todos los climas, todas las latitudes y longitudes han sido testigos del paso de Carolina Reymúndez, posiblemente, la cronista de viajes con más kilómetros y travesías en el idioma español. Si para muchos viajar es un gran sueño, una postal a la que se va durante las vacaciones, para Reymúndez viajares su trabajo. Lleva casi veinte años en eso, publicando en los mejores medios viajes de América Latina, tragando aeropuertos y hoteles, llenando libretas y memorias fotográficas. Todo eso, mientras se ha ido acostumbrando a que le digan que tiene ?el mejor trabajo del mundo?. Pero no todo es tan fácil, y los costos de una vida de nómade a sueldo pueden ser parecidos al de alguien que nunca se movió de su barrio.La intensa búsqueda de un cassette con una entrevista realizada hace casi veinte años al escritor Paul Bowles es el punto de partida para el sustancioso viaje interior de esta cronista que recorre el mundo por trabajo. De Marruecos a Lima y de Suiza a la cordillera riojana, en el libro pasan geografías, paisajes y apuntes de viaje.Están los que viajan para escapar, o para buscar, o para desconectarse. En El mejor trabajo del mundo, uno descubre que viajar también puede ser un gen, una sentencia,una condena, una vocación. Dan ganas de seguir su huella o acompañarla o encontrarla en algún destino para agradecerle el valor que tiene un viaje.Después de leer este libro dan ganas de ir a todos los lugares que Reymúndez describe y, de paso, quedamos enfrentados de manera brutal a nuestra propia relación con los viajes.