Búsqueda avanzada

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 artículos

en total 0,00 €

LA DIMENSIÓN ECONÓMICA DEL DESARROLLO SOSTENIBLE
Título:
LA DIMENSIÓN ECONÓMICA DEL DESARROLLO SOSTENIBLE(Edición Digital)
Subtítulo:
Autor:
RICARDO FERNÁNDEZ GARCÍA
Editorial:
EDITORIAL ECU
Materia
Economía General
ISBN:
978-84-9948-575-1
Páginas:
306
Derechos sobre el eBook:
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
5,00 € Comprar
Ayuda ebook

Sinopsis

La sostenibilidad económica pretende impulsar nuestro crecimiento. Significa que las generaciones futuras serán más ricas, tendrán una mayor renta per cápita y calidad de vida. Cierto es que algunas de las tecnologías fueron mal vistas al principio porque eliminaban puestos de trabajo, quizá algunas sí, pero el ordenador sustituyó a la máquina de escribir e hizo que los trabajadores utilizasen de forma más eficiente su tiempo. La sostenibilidad social pretende que las generaciones futuras tengan más oportunidades que las generaciones anteriores. Pretende sentar las bases para una mejora de nuestra economía mediante incentivos para el progreso de la educación, del conocimiento y de la innovación. Para ello hay que mejorar la prevención de riesgos laborales, la distribución de la renta, la racionalización de horarios, favorecer la conciliación laboral, el apoyo de la comunidad local, a los dependientes... La sostenibilidad medioambiental pretende garantizar una gestión responsable y sostenible de los recursos naturales. Quiere legar a las generaciones futuras un entorno natural igual o mejor que el actual, lo que implica reducir las emisiones contaminantes, una mayor eficiencia en el uso del agua, el suelo y los recursos naturales. Estos tres factores se agrupan aplicando los principios de la Responsabilidad social empresarial. Ciertamente la RSC tiene un origen ético, un aspecto estético, pero sobre todo, una función práctica, ya que se puede traducir en ventajas competitivas. Las empresas y los particulares están aprendiendo a producir y consumir de otra manera, con valores que tienen que ver más con la responsabilidad y la sostenibilidad, lo que genera ganas de innovar, de tener ideas y de aplicarlas para salir de las crisis. En tiempos de crisis solo sobreviven las empresas que tienen mayor capacidad de adaptación a las exigencias de su entorno, y estas son las empresas que tienen un enfoque de responsabilidad social corporativa.