Búsqueda avanzada

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 artículos

en total 0,00 €

LAS VILLAS DUCALES COMO TIPOLOGÍA URBANA
Título:
LAS VILLAS DUCALES COMO TIPOLOGÍA URBANA(Edición Digital)
Subtítulo:
Autor:
ESTHER ALEGRE CARVAJAL
Editorial:
UNED
ISBN:
978-84-362-6876-8
Páginas:
443
Derechos sobre el eBook:
Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Permitido.
12,80 € Comprar
Ayuda ebook

Sinopsis

La Villa Ducal es la manifestación más compleja de la toma de conciencia por parte de la nobleza española del papel de la arquitectura y del urbanismo como forma de manifestación del poder y como medio de exhibición del prestigio nobiliario. En el siglo XV aparece en España una alta aristocracia, poseedora de unos estructurados y opulentos estados señoriales, donde va a establecer una villa, incuestionable capital, donde se va a concentrar el poder y la representación ducal. Culturalmente seguidora de los postulados renacentistas, esta alta aristocracia hizo posible el desarrollo de un fenómeno paralelo al que se estaba produciendo en Italia, fue capaz de traducir al plano mental las profundas modificaciones que se estaban operando y promovió una profunda transformación del arte y del pensamiento. Creó la Villa Ducal, modelo urbano donde volcó sus necesidades y exigencias de prestigio y de riqueza, donde justificó su preeminencia social mediante la exhibición de su nobleza, y donde proyectó su prototipo de hombre del Renacimiento. En la Villa Ducal española, el Duque, renovador de las formas de vida y renovador de la estructura de la ciudad, actúa en tres planos específicos, el arquitectónico, el económico y el de prestigio, y consigue una imagen física de magnificencia mediante la realización de grandes construcciones arquitectónicas e importantes reformas urbanas: palacios, conventos, panteones, colegiatas, hospitales, universidades, villas de recreo, áreas nobiliarias, plazas, calles y barrios de construcción ducal forman parte del paisaje de las Villas ducales, dan forma al espacio físico en el que el Duque patrocinó y alentó un poder económico sobre el que cimentar su influencia política,y en el que mostró una imagen simbólica de notoriedad propiciada por la representación de la fiesta y el desarrollo del ceremonial. Baena, Béjar, Gandía, Guadalajara, Lerma, Medina de Rioseco, Medinaceli, Pastrana, Medina Sidonia, Olivares, Osuna, Sanlúcar de Barrameda, Alba de Tormes, Arcos de la Frontera, Benavente, Cuéllar, conforman un coherente y numeroso conjunto de núcleos donde, por actuaciones sucesivas de sus duques, toma forma la ciudad nobiliaria, la Villa Ducal.