Búsqueda avanzada

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 artículos

en total 0,00 €

SANGRE DE BARRO
Título:
SANGRE DE BARRO. A VECES LA AMBICIÓN TIENE UN PRECIO MUY ALTO(Edición Digital)
Subtítulo:
Autor:
MARIBEL MEDINA
Editorial:
MAEVA EDICIONES
Materia
Narrativa Española e Hispanoamericana del XIX-XXI
ISBN:
978-84-15893-44-8
Páginas:
392
Derechos sobre el eBook:
Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
Colección:
MISTERY PLUS
7,99 € Comprar
Ayuda ebook

Sinopsis

El sorprendente debut de Maribel Medina, una nueva voz femenina del thriller de España.Entre leyendas milenarias y ambiciones desmedidas, la autora teje una trepidante trama que transcurre entre Suiza, Irlanda, Francia y Estados Unidos. Un vertiginoso viaje al mundo secreto del dopaje y el tráfico de medicamentos en el deporte de élite. Porque... solo se puede ser el mejor, si se está dispuesto a pagar el precio más alto.Varias muertes repentinas de jóvenes atletas, un ambicioso corredor de élite, un apuesto agente de la Interpol y una forense dispuesta a no rendirse. UN AGENTE DE LA INTERPOL Y UNA PATÓLOGA FORENSE DESCUBRIRÁN QUE EL BARRO LO SALPICA TODO EN EL DEPORTE DE ÉLITE. Cuando la doctora forense Laura Terraux recibe en el instituto de patología de Chablais, Suiza, el quinto cadáver de una joven atleta procedente del centro de alto rendimiento de Les Diablerets, empieza a sospechar que algo siniestro se esconde detrás de esta sucesión de muertes. Janik Toledo, un joven corredor del centro, devastado por el repentino fallecimiento de la chica a la que amaba, deberá tomar la decisión más difícil de su vida. ¿Qué precio está dispuesto a pagar para triunfar? Thomas Connors, un atractivo agente de la Interpol con un pasado misterioso, se embarcará junto a Laura en una peligrosa investigación sobre el dopaje en el deporte de élite, un mundo opaco y mucho más turbio de lo que jamás hubiesen imaginado.¿Quién se esconde detrás de estas muertes? ¿Hay algo de cierto en las leyendas milenarias sobre el diablo que circulan por Les Diablerets?  A veces los culpables parecen no tener cara.